Abstinencia viajera. ¿Cómo superarla?

En estos días con los ánimos un poco alterados en mi Argentina y con noticias económicas que afectan los planes viajeros, me pregunto sobre la abstinencia viajera y cómo superarla.

También se acercan las vacaciones de verano en este lado del hemisferio por lo que surgen las dudas e ideas, pensar qué hacer, donde ir, qué conviene.

En mi TL de Twitter muchos viajeros preocupados por el nuevo gobierno que prontamente asumirá, por el actual cepo y por el posible regreso del impuesto a compras con tarjetas de crédito en el exterior (comenzó con un 15% en 2012, subió a 20% y trepó al 35% hasta diciembre de 2015 cuando se eliminó).

En las últimas semanas, perdí la cuenta de las encuestas twitteras preguntándose cómo haremos para viajar, qué tanto estamos o estaremos afectados por el cepo, el dólar inestable, el futuro regreso del 35% y otras variables de la economía local.

Sabiendo que hay compatriotas que la pasan mal económicamente desde hace años, escribir de viajes y abstinencia viajera suena hasta obsceno.

Sin embargo, vamos a intentar escribir con optimismo. Soñar es lo que nos mantiene vivos.  Y quienes amamos viajar, siempre queremos soñar con un nuevo destino o volver a ese lugar que quedó en nuestro corazón.

Siempre trato de ver el vaso medio lleno, pensar que de alguna manera siempre se puede salir adelante. No  es una tarea sencilla, pero tampoco es imposible.

Mi abstinencia viajera

Sí me siguen o leyeron tanto en el blog como en redes, durante gran parte del 2017 y casi todo el 2018 estuve con abstinencia viajera por temas familiares que hacían imposible ni siquiera salir por un fin de semana cerca de casa.

Y en esos momentos, soñar con viajes, leer blogs de viajes, mirar películas viajeras me ayudaban mucho.

Cuando hablamos de viajes, no necesariamente significa alejarnos de casa, tomar aviones, barcos o trenes, así como cruzar continentes.

En mí Argentina – tan  grande en su territorio – subir  al auto para ir a un campo cercano, a la Costa Atlántica, a algún pueblo (tenemos muchos y con interesantes historias además de paisajes) es una opción, sobre todo para cortes de fines de semana largos.  O tomar un bus o el tren para estos mismos recorridos.

Algunas ideas para combatir la abstinencia viajera:

Turismo Urbano: podemos aprovechar para viajar en nuestras ciudades.  Quienes vivimos en grandes ciudades, siempre vamos a encontrar algo nuevo (un museo, una muestra, una zona que pudo ser renovada).

Sin ir más lejos, en una tarde de septiembre me dediqué a visitar al Jardin Japonés que hacia añares que no iba.

Y luego me encontré con las chicas de Todo Por Viajar en el MALBA para ver la muestra “Liminal” de Leandro Erlich.

Al MALBA también hacia un tiempito que no iba y esta muestra que fue un verdadero éxito, no me la quería perder.

Ese día caminando hacia el subte de la línea H ubicado en la Facultad de Derecho pasé por lugares emblemáticos de mi ciudad, muy turísticos para mirarlos con otros ojos. Son lugares que suelo pasar seguido, pero en la vorágine uno no se detiene a contemplarlos, sacar fotos y admirar su belleza.  Y de paso, redescubrir su ciudad.

También quienes viven en ciudades pequeñas o pueblos, seguro que hay algo para redescubrir. ¡Solo es cuestión de estar atentos!

Planear viajes: sí bien quizá no sea en el corto plazo, una opción es hacer una lista de esos pendientes para cuando llegue el momento. No es masoquista, al contrario, es mantenernos activos con nuestro propósito viajero.

En este planear viajes, incluye intentar ahorrar algo. Ese dinero que podemos ir guardando será una gran ayuda para cuando tomemos la decisión.

De paso, investigar bien los destinos del listado de pendientes.

Leer blogs viajeros, revistas de viajes, seguir cuentas de organismos de turismo, básicamente “googlear” mucho y tomar nota.

A veces pasa, que salen viajes de último momento sin preparación previa. Es decir, lógicamente se sabe el destino, cómo llegar y dormir, pero faltan datos esenciales de qué y dónde comer, los sitios imperdibles, excursiones básicas, cómo optimizar el tiempo en destino, costos de museos o sí hay eventos que no podemos perder justo en la fechas de la visita.

Toda la información que puedan recolectar será de mucha utilidad para cuando llegue el momento de viajar.

Mirar películas (aplica series de TV) muy viajeras: aunque suene contraproducente “darse manija” (entusiasmarse demás) con viajes que por el momento no podamos hacer, es una opción para descubrir destinos que probablemente no estén en nuestro listado original, para reafirmar un destino soñado, para volver a un destino amado. 

Pasajeros frecuentes y membresías hoteleras: quienes estén asociados a los programas de pasajeros frecuentes de compañías aéreas deben estar atentos a promos, canjes de millas, como juntar millas sin volar. Esto último nos acercará al viaje soñado.

También aplica para quienes están asociados a programas hoteleros, ver cuando hay tarifas más accesibles, promociones que llegarán por correo electrónico o estar muy atentos a las redes sociales. Muchas veces por Twitter nos enteramos sobre triplicar millas por volar en cierta fecha o noches de 2×1 en hotelería.

Hablar con familiares y amigos: quizá alguno también quiera viajar coincidiendo en fechas y destinos. Eso puede abaratar costos.  A veces por no preguntar a nuestros afectos más cercanos qué planes tienen, nos estamos perdiendo de alguna oportunidad viajera.

Amigos, ¿Uds. qué hacen mientras no viajan o están sin planes viajeros? ¡Los estaré leyendo!

Y a seguir soñando!!!!!

Link del Jardín Japonés para que no dejen de visitarlo: https://jardinjapones.org.ar/

5 thoughts on “Abstinencia viajera. ¿Cómo superarla?

    1. Siiii Marian, están ambos cerca para visitarlos en un mismo día. Y el Jardín Japonés está cada día más bello. Habría que ir una vez por cada estación del año para ver cómo cambian las flores, plantas, colores. 🙂

  1. Una muy linda reflexión Kari. Viajar solemos asociarlo a un lugar lejano pero no es necesario que lo sea. Ir por lugares que hace mucho no pasamos, ver como cambiaron o ir a algún evento de nuestra propia ciudad, nos permite pasear, distraernos y disfrutar sin mucho mas que eso, las ganas de salir

    1. Totalmente Gon! Más en momentos que para algunos es más complejo que antes poder viajar más lejos o tienen incertidumbre laboral o del futuro, hay que seguir buscando opciones accesibles y nunca dejar de soñar. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.