El Gral. San Martin en pleno Central Park, Nueva York

Recuerdo como hoy, mi primera visita a Nueva York. Llegué a finales del mes de julio 1999, aún era estudiante de Ciencias de la Comunicación de la UBA e iba con la intención de averiguar por postgrados.

Mis primos americanos me recibieron en su casa, a una hora de Manhattan, por lo que iba de visita casi todos los días a la ciudad (quienes viven en las afueras dicen “vamos a la ciudad”)

Dos días estuvieron dedicados a visitar las universidades de Colombia y la NYU (merecen un post).

El primer día que visité Manhattan conocí la estatua del Gral. José de San Martín, ubicada sobre Central Park South y la Avenida de las Américas, un sitio privilegiado.

Una foto al atardecer del monumento al Libertador General San Martín.

Mi primo, profesor de historia y visitante de la Argentina, fue una de las primeras cosas que me mostró en el Central Park.

La historia cuenta que la Ciudad de Buenos Aires regaló a la Ciudad de Nueva York este monumento para conmemorar el centenario de la muerte de nuestro Libertador.

En 1950, la Ciudad de Buenos Aires entregó esta pieza a Nueva York, a cambio de una estatua previamente enviada a la Argentina del General George Washington, con quien San Martín es comparado.

Desde siempre, San Martín fue mi prócer favorito.  Me encantaba estudiar su vida. Por eso, verlo ahí en pleno Manhattan, en el ombligo del mundo como es Nueva York, me llenó de orgullo.

La estatua del Gral. San Martin (1778-1850) es parte de un trío de esculturas ecuestres de bronce que representan a líderes latinoamericanos que saludan a los visitantes de Central Park. Junto al prócer argentino, encontramos un monumento del militar y político Simón Bolívar (1783-1830) y del patriota y autor cubano José Martí (1853-1895)

En esa primera visita nunca hubiera imaginado que cinco años después viviría en NYC y  en pleno Manhattan, a pocas cuadras de la estatua.

Longrace House Apartment, marzo 2017. Mi casa en West 50th Street esquina Octava Avenida.

Les cuento que el posgrado no lo hice. Recién regresé a la ciudad en 2004 para vivir allí con mi marido. Y con una ciudad que había cambiado un poco  luego de los atentados del 11 de septiembre, llegué de nuevo poco antes del tercer aniversario por lo que la ciudad aún se reconstruía.

De hecho, en una de mis tantas caminatas matutinas, que solía hacer como ejercicio, por el Central Park, a pocos pasos de este trio de estatuas, aparecieron de la nada, una cantidad de móviles policiales con sus sirenas y cortando el tránsito de repente.

La gente preguntaba muy angustiada que estaba pasando…muy reciente los recuerdos del 11 de septiembre.

Y en cada visita a mi segunda casa, como me gusta llamarla a Nueva York, siempre paso a saludar al Libertador Gral. San Martín. Y siempre me siento más cerca de la Argentina!!!

Este es mi pequeño homenaje al padre de la Patria, a un prócer que es un verdadero ejemplo para todos los argentinos, que lógicamente tiene monumentos en varias ciudades del mundo. 

Para despedirme una vista más que panorámica de la ciudad

 

Vista de Manhattan, el Central Park, Queens desde avión de Delta

One thought on “El Gral. San Martin en pleno Central Park, Nueva York

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.