Programas de millas. ¿Sirven?

En los últimos tiempos, en redes sociales y en medios especializados, se habla mucho de los programas de millaje. Ni mencionar las publicidades de los bancos asociados a estos programas o que ofrecen sus propios programa de fidelización de clientes que ayudan a juntar millas, no solo viajando en avión sino ya consumiendo con las tarjetas de crédito, es decir, con ir al supermercado o comprar un regalo se suman millas o puntos según el caso, que nos acercan a unas vacaciones soñadas.

Según pude saber el primer programa de fidelización de pasajeros se lanzó en la década del 70 por parte de United y en 1981 American Airlines creó su famoso programa AAdvantage con ofertas especiales a sus viajeros frecuentes.

Todas las empresas en las que volamos nos invitan a sumarnos a su programa, pero ¿realmente sirven? ¿Y en caso de sumarnos, de cuántos programas nos conviene ser socios? Porque si no somos pasajeros muy frecuentes, sí hacemos uno ó con suerte un puñado viajes al año, ¿cuántas millas realmente sumamos? Sí tenemos varios programas y volamos en diferentes aerolíneas, entonces no estamos sumando gran cantidad de millas en esa misma compañía para poder cambiar luego por un pasaje gratis que es el objetivo básico y el otro objetivo, no menor, lograr los famosos Upgrade de cabina, es decir, pagar en Económica (turista) para viajar en Ejecutiva (business) o Primera Clase.

Sin embargo, recién en 1999 cuando varias aerolíneas se juntaron para crear la alianza OneWorld se volvió más interesante ser miembro. Porque sí estamos asociados a  AAdvantage de American Airlines, pero volamos en Iberia podemos derivar esas millas de Iberia a American por pertenecer a esa alianza. Lo mismo pasa sí uno es socio de ARPlus, programa de pasajero frecuente de Aerolíneas Argentinas (AR), al viajar en Alitalia, Air France sumamos en AR.

También con el tiempo, cada empresa de aviación generó alianzas con bancos, hoteles, rent a car, cruceros, o compras online en ciertos sitios, que ayudan a sumar millas y evitar que se venzan las que tenemos sí no volamos antes del vencimiento de las mismas. Es decir, podemos ganar millas sin salir de casa.

Me asocié a Aerolíneas Argentinas en 1999 cuando viajé por primera vez a Nueva York. No solo sumaría millas, sino que como habían incorporado aviones Airbus 340, en los días previos a mi viaje, por varias semanas, el beneficio era doble millaje para pasajeros de este modelo de avión. Como para no asociarme inmediatamente!!! Había volado en Aerolíneas Argentinas un par de veces desde mi primer viaje en avión allá por 1990 a Iguazú pero no era socia.

Al año siguiente, mediados del 2000, un viaje de estudios me llevó a Polonia e Israel en grupo. No decidí en qué compañías volaría, por lo que nos habían emitido pasajes en Alitalia, LOT (aerolínea polaca) y KLM. No sé porque pero decidí hacerme socia de Alitalia, que tenía código compartido con KLM, por eso la ida hasta Polonia fue vía Roma por Alitalia, el regreso KLM vía Ámsterdam desde Israel. Sumé algo, pero como no volví a viajar en alguna de ellas en el corto plazo perdí lo acumulado.

Y también caducaron las millas de AR sumadas en 1999 ya que recién volví a volar con la línea de bandera en 2004, pero por un olvido imperdonable no cargué vuelo de ese año a Mar del Plata, no es que iba a sumar mucho pero todo ayuda. Recuerden que cuanto más lejos volamos más millas ganamos claramente.

También en 2004, por destinos de la vida, nos fuimos a vivir a Nueva York. Viajamos por  American Airlines (AA) así que me hice socia inmediatamente, era la primera vez que volaba con ellos. Ese año viviendo allí también hice más vuelos con American por eso valía la pena ser parte también de AAdavantage, que quizá sea uno de los programas con más opciones para juntar millaje, incluso sin volar.

A partir de ese 2004 viajero empecé a tomar en serio a los programas. Cada tanto la gente de MilleMiglia (Alitalia) manda alguna carta o mail recordándome que soy socia y los beneficios a los que accedo, pero cuando en 2014 volví a volar con ellos desde Roma a Madrid ese millaje fue a mi cuenta ARPlus, ya que AR desde el 2012 pertenece a la alianza Skyteam, donde está Alitalia. Además es en Aerolíneas donde más millas logré acumular.

Y con LATAM Pass soy socia desde 2008, por unas promos que en su momento LAN Argentina había sacado para emitir pasajes.

Por eso mi humilde recomendación, es tener uno o dos programas por alianza, por ejemplo ser socio de AR Plus para Skyteam (suma en Alitalia, Air France como mencione, KLM, Delta, Aeroméxico, Air Europa, China Airlines y muchas más), en AAdvantage (American) para OneWorld (suman Iberia, British, Latam, Cathay Pacific,Qatar Airways y más) o en Miles&More (Lufthansa) que suma en StarAlliance (United, Air Canada, Avianca, Swiss, Turkish, Lot, Copa Airlines y otras) sobre todo si somos pasajeros de un par de viajes al año. Esto claramente no aplica para el viajero muy frecuente que seguro tendrá varios programas simultáneos y siempre con muchas millas en su haber.

En general nos asociamos al programa de la o las compañías del país de residencia porque se supone que uno inicia los viajes desde casa, es decir en Argentina muchos somos socios de ARPlus y/o LATAM Pass, en EEUU obvio están a full con AAdvantage, MileagePlus (United), o SkyMiles (Delta) entre otros.

Además se pueden sumar otras opciones, sí por ejemplo por trabajo se viaja mucho a cierto destino en determinada empresa, la potencial recompensa de vacaciones gratis incluso para el grupo familiar vale tener más variedad de programas de pasajero frecuente.

El lado B de los programas, no es la suma de millas que parece llevar tiempo obtener el pasaje de premio, sino las restricciones de canje. Siempre que uno quiere cierta fecha, pareciera no estar disponible. Difícil conseguir vuelos en alta temporada o nos piden más millaje de lo normal, generalmente no aplica a fines de semana largos. El Upgrade tan deseado, palabras aparte. Nunca hay lugar, pareciera que tiene prioridad siempre otro, pero no nosotros. Cada empresa al Upgrade lo maneja de diferente manera obviamente.

Debo decir que hasta ahora usé dos viajes con millas a EEUU, uno por Aerolíneas Argentinas a Miami, otro con American Airlines a Nueva York. En cierto tiempo razonable logré juntar las millas en cada programa, por eso insisto en la importancia de derivar las millas a un mismo programa.

La conclusión es que sirven!! Pero siempre leer bien la información que las empresas nos envían, estar atentos a las alianzas y promos. También saber los tiempos de caducidad, en Aerolíneas Argentinas son tres años como indiqué pero en American Airlines son 18 meses, revisar ocasionalmente nuestra cuenta por la web para que no se nos escape un vencimiento. Y recordar las restricciones que podemos encontrar a la hora de hacernos del premio tan buscado: un nuevo vuelo sin pagar!!!

Les dejo un par de links que pueden ser útiles de las cuatro compañías aéreas que soy socia, y de sus alianzas correspondientes:

  • Aerolíneas Argentinas y Alitalia miembros de Skyteam:

http://www.aerolineas.com.ar/es-ar/aerolineasplus/acercade

https://www.alitalia.com/it_it/millemiglia.html

https://www.skyteam.com/en

  • American Airlines y LATAM miembros de One World:

https://www.latam.com/en_un/latam-pass/

https://www.aa.com/i18n/aadvantage-program/aadvantage-program.jsp

https://www.oneworld.com/

Me falta asociarme a alguna empresa de la alianza StarAlliance, aquí su link:

http://www.staralliance.com/en/home

One thought on “Programas de millas. ¿Sirven?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.