Quedar varados en aeropuertos

En estos días en Argentina estamos viviendo una ola de frío polar, como hace tiempo no teníamos, con tormentas de nieve tan intensas y duraderas que se cerraron varios aeropuertos del Sur del país.

Esto me lleva a escribir sobre lo que significa quedar varados en un aeropuerto, las conductas de los pasajeros. He leído todo tipo de opinión, de “verdades” en los últimos días en Twitter, Blogs de viajes, medios de comunicación, y me pregunto qué tan preparados estamos los pasajeros argentinos para estas inclemencias y con qué plan de contingencia contamos.

No soy experta en aviación, sin embargo al tener la suerte de viajar (haber quedado varada alguna vez) me queda más que claro que el pasajero argentino desconoce mucho los términos y condiciones de los pasajes de avión que compra….no lee la famosa “letra chica” pero tampoco le interesa tomarse el tiempo para saberlo. Lo único que hace es quejarse y pedir a las compañías aéreas que se hagan cargo. A veces es responsabilidad de las empresas (huelgas, problemas técnicos) pero el factor clima no es su responsabilidad ni debe responder por el cierre de los aeropuertos, decisión que no tomaron. Muchos compatriotas no lo entienden y salieron en masa a exigir a empleados que “le solucionen el tema” como sí abrir o cerrar un aeropuerto dependiera de la voluntad del empleado en tierra o del piloto.  Las escenas de pasajeros aplaudiendo en los aeropuertos como sí los aplausos derriten la nieve y el avión despega me dio pena porque muestra el desconocimiento.

Para tomar la decisión de cerrar un aeropuerto se evaluaron varios ítems, el principal la seguridad, se sabe implica complicaciones de todo tipo, no solo la perdida de nuestro vuelo y reserva hotelera sino que desencadena una serie de trastornos para las empresas, aeropuertos, hoteles, remises, las ciudades afectadas.

Leí a muchos decir que como puede pasar esto justo en las dos semanas de vacaciones de invierno, como sí los únicos perjudicados son quienes tienen la dicha de ir a esquiar a la Patagonia. Eso demuestra la falta de respeto de algunos que se olvidan que la gente viaja también y principalmente por trabajo, negocios, salud, los aviones conectan gente y ciudades, no solo llevando turistas argentinos y extranjeros.

También leí que los aeropuertos en Argentina no están preparados, estoy segura que falta infraestructura pero esos mismos quejosos después dirían que sí se cierra el aeropuerto de Nueva York ó alguno de Europa por fuertes tormentas o cenizas sería lo correcto porque cuidan al pasajero, pero acá hacen escándalo.

Tema aparte el tratamiento que le dan los medios de comunicación. Algunos pidiendo que las empresas agreguen aviones como sí fuera un problema de falta de aviones, otros titulando en contra de Aerolíneas Argentinas diciendo que suspendió vuelos todo el día sábado 15 de julio como sí las otras empresas que operan en el sur, Latam Argentina, Andes, y la lista sigue, podrían aterrizar sin problemas. Probablemente la que más pasajeros afectados tuvo fue Aerolíneas Argentinas por su volumen de vuelos, pero de ahí a ser la única con pasajeros varados hay una distancia enorme.

Esta es una humilde reflexión sobre que nos pasa como sociedad, el turista debe saber que el avión no saldrá en condiciones climáticas extremas y será para cuidarlo. Ojalá algún día aprendamos a ser pasajeros respetuosos del trabajo del otro para hacer un país más desarrollado y visitado por miles de turistas.

 

One thought on “Quedar varados en aeropuertos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.