Shopping en Santiago de Chile: ¿aún conviene para los argentinos?

Días atrás regresamos de Santiago de Chile. Mientras estábamos allí, por redes me consultaban sí aun conviene hacer shopping, luego de la devaluación del peso argentino.

Una respuesta rápida (y bastante lógica) sería NO. Aunque con matices….

Cuando escribo sobre compras en el exterior aclaro “dependerá del presupuesto de cada uno lógicamente. Y por varios motivos”:

  • Lo que a mí me puede resultar “barato o accesible” para otros es caro y viceversa.
  • Quien busca, encuentra. Sin embargo para esto, a veces hay que desarrollar la paciencia (no todos pueden estar revolviendo ropa en un H&M o en los EEUU, estar horas en Ross Dress for Less)
  • No es lo mismo consumir marcas de ropa llamadas “fast fashion” como H&M, GAP –  las más compradas por los argentinos –  que decidirse por marcas más Premium o de diseñador.
  • Tampoco no es lo mismo ir a tiendas por departamentos como Falabella, Paris o Ripley en Chile, que venden sus propias marcas, que tienen sus tarjetas con descuentos especiales respecto a  comprar en locales de shopping o en diferentes calles comerciales.

Dos tips que ayudan

  • Básico; informarse antes de salir de casa.  Saber sí en el país que vamos nos cobran el IVA (tax en EEUU) incluido o por separado, sí nos los cobran entonces pedir el reembolso en el aeropuerto al momento del regreso. Conocer de antemano, también ayuda a poder comprar más holgados, o al menos con cierta conciencia de nuestro limite al presupuesto.
  • Descuentos en tarjetas shopping: todos suelen tener una tarjeta con descuentos para turistas. Se suelen retirar en los Stand de Atención al Cliente. En Chile, con el DNI argentino es posible obtener la tarjeta. Obviamente también con el pasaporte.

Unos comentarios previos para entender el “furor argentino” en Santiago de Chile

No viajaba a Chile desde 2011, antes del furor argentino por las compras en Santiago de Chile: grupos de mujeres viajando por el fin de semana solo para comprar, familias que aprovechaban sus vacaciones, gran parte destinadas a acopiar ropa, zapatos, todo para el colegio de los chicos, perfumes y obvio electrónica.

En estos años, sí leyeron el blog o mis redes, viajé a EEUU donde viví el boom de shopping argentino por el tipo de cambio atrasado más el “cepo cambiario” (sí leen extranjeros, con el cepo no podíamos comprar libremente monedas como el Dólar o Euro, salvo con permiso del anterior gobierno – no entraré en tema político, pero era una medida impopular, coartaba libertades individuales, – creo que dije más de lo que debería…)

También aproveché estos años de furor en compras en Europa, aunque allí la diferencia respecto a comprar en EEUU o Santiago de Chile claramente era menor.

Ahora sí: mi experiencia y algunos precios en Santiago de Chile

El tipo de cambio en estos momentos que escribo es de 1 dólar igual a 675 pesos chilenos. Para los argentinos, el tipo de cambio es de 1 peso argentino son 18 pesos chilenos.

Durante la última semana de diciembre 2018 hasta el 1 de enero hicimos las cuentas a razón de 685 pesos chilenos el dólar y 19 pesos chilenos el peso argentino. Puede fluctuar, aunque no mucho.

La comida

Comer en Santiago no me pareció caro. Obvio siempre dependerá del lugar.

No es lo mismo una cena por Av. Isadora Goyenechea en algún lugar trendy o lujoso, al igual que por por Av. Alonso de Córdova, que comer en el patio de comidas del shopping o en algún bodegón.

Ni que hablar estar en un apart hotel, entonces ir al supermercado y cocinar (o al menos, calentar algo).

Pero en general, los lugares más concurridos tienen precios similares a los de Buenos Aires (no comparo con la Argentina en general, sabemos que no es lo mismo comer en Mar del Plata que en Villa La Angostura o en Salta).

No soy de recomendar lugares para comer, porque siempre el gusto es personal, además del presupuesto. Pero brindaré unos ejemplos para entender un poco los precios:

Café Latte grande con un Roll de Canela en Cinnabon me costó 2990 pesos chilenos es decir, unos $157 pesos argentinos. O sea, lo mismo que el Latte con Roll de Canela de un Starbucks de Buenos Aires.

Hago un alto acá: amo Cinnabon! Lo puse en Twitter e Instagram en el momento que degustaba ese roll. No recordaba que están en Chile así que fue una de mis “metas gastronómicas” del patio de comidas del Parque Arauco.

Y obvio, cometí el error cuando fui (de pasada rápida) ya que aún no habíamos sacado la tarjeta de descuento del shopping (ofrecía un 15% en Cinnabon). De hablarla tenido, pagaba 1.947 pesos chilenos, es decir, 110 pesos argentinos. ¡Un importante ahorro! Por eso, primero que nada sacar la tarjeta para turistas de los diferentes malls.

Vapiano: cadena de restaurante self service, con comida “tipo gourmet italiana”. Pizzas y pastas, también de variedad de ensaladas así como postres. Al ingresar nos dan un “pagger” (llamadores para clientes).

Hay mesas tipo comunitarias largas o para cuatro comensales como mínimo. En el momento que fuimos nos sentamos en una de cuatro comensales y estuvimos solos todo el tiempo.

La atención del staff amena, los cocineros están elaborando nuestros platos a la vista. El local es moderno, prolijo, “está bien puesto” como decimos en Argentina, decoración relajada, con muchas plantas, madera.

Todo lo que uno consume se carga en una tarjeta (similar a una SUBE o de crédito) que nos la dan junto al pagger. Allí vamos sumando la entrada, plato principal, postre, bebida. Es decir, lo que consumimos.

Mi marido pidió unos Spaghetti (la salsa cobra aparte, en este caso era pomodoro) y yo Ensalada Caesar que le agregué el pollo (también como extra). Sumando las bebidas pagamos $15.150 pesos chilenos, casi unos 800 pesos argentinos.

Detalles a destacar: plantas de tomillo y albahaca en la mesa para arrancar las hojas y servirse. Además de aceites y otros productos para condimentar a gusto.

Obvio, no hay mozos ni servicios de mesa, ni propinas pero sí gente que está atenta a nuestras necesidades.

Básicamente por comida más elaborada se paga una sutil diferencia comparando con algún fast food de Buenos Aires. De paso comemos más sano y variedad.

Supermercado: todos conocemos a Jumbo, pero al lado del hotel teníamos a Tottus, perteneciente a Falabella así que este fue nuestro supermercado durante toda la semana en la capital chilena.

Un supermercado estilo Jumbo para que se den una idea. Enorme, con mucha variedad de productos, nacionales e importados, comida preparada (ideal para los que están en apart-hotel o departamentos alquilados), buenas secciones de carnes, fiambres, verdulería, panadería y patisserie.

De todos modos, mucho no compramos porque comimos siempre afuera al estar alojados en hotel. Les paso algunos precios: 

Agua mineral de 500 cc: 759 pesos chilenos, serían USD 1,10.- es decir, unos 42 pesos argentinos

Coca Cola Light 600 cc: 889 pesos chilenos, serían USD 1,30.- es decir, unos 45 pesos argentinos

Papas fritas de tubo marca Kryzpo (muy similares a Pringles): 990 pesos chilenos, serían USD 1,45.-, unos 55 pesos argentinos.

Toallitas húmedas: 989 pesos chilenos, serían USD 3, 8.- es decir, unos 152 pesos argentinos.

http://www.tottus.cl/tottus/

Shopping

Visité el Parque Arauco, por la comodidad de tenerlo a dos cuadras, fui casi todos los días, a veces solo a comer. Y no podía perderme de conocer el Costanera Center (obviamente la prioridad era subir al Sky Costanera)

http://mall.costaneracenter.cl/index.php?lang=en  Y su link con la tarjeta de descuentos:

https://www.ontour.cl/

Como les comentaba antes, post devaluación de nuestro peso ya no hay grandes diferencias pero lo que sí se nota (mucho) es la variedad de marcas que nos faltan de este lado de la cordillera.

Algo de lujo…..

No comentaré de marcas como Michael Kors, Polo Ralph Lauren que son de lujo medio y que quizá algunos de nosotros accedemos en EEUU así como más imposible sería comentar sobre Louis Vuitton o Gucci que las veremos por ejemplo en el Distrito de Lujo del Parque Arauco.

Todas esas marcas son caras en Chile, en EEUU, Europa y en nuestra Argentina, ahora que Louis Vuitton regresó al país (había cerrado su icónico local de Avenida Alvear, lo mismo Armani, entre otras cuando no podían importar por el cepo cambiario)

Voy a ejemplificar con las dos marcas más consumidas por los argentinos.

El argentino en sus viajes al exterior consume mucho GAP, H&M, Forever21, otras. Esas marcas atraen fácilmente: buenos precios y calidad por lo que se paga, como a lo que se accede en EEUU.

Vamos con GAP

GAP que en Miami resulta accesible, en Santiago es más cara que en cualquier local de EEUU, además tiene mucha menos variedad de talles y modelos.

De todos modos, ambos compramos un jean.

Jean GAP Mujer: 34.000 pesos chilenos, unos 1.700 pesos argentinos. Sí lo comparo con el precio que pagaría en el GAP de Estados Unidos es caro. Sí lo comparo con un jean similar en Argentina (no con marcas de Palermo Hollywood con precios imposibles y encima no son de mejor calidad) estoy haciendo una diferencia.

Jean GAP Hombre: 39.000 pesos chilenos, unos 2.000 pesos argentinos. Misma comparación.

Algunos me dirán que pagamos mucho, que acá en un shopping con algún descuento de la tarjeta más cuotas de varios meses termina siendo lo mismo. Y sí, probablemente.

Por eso empecé diciendo que a simple vista ya no conviene tanto. Salvo por una cosa: compramos marcas que en Argentina no tenemos.

H&M y esa atracción fatal

Siempre aclaro lo mismo: no soy fan de H&M por la cantidad de gente, no por su calidad. No es para mí paciencia (no se me enojen fanáticos de la marca sueca).

De todos modos, algo consumo. Pero no aguanto hacer una fila de media hora para probarme ropa, no aguanto replicar esa fila en la caja.

O sea, perder más de una hora en eso, más el tiempo de buscar lo que quiero. Y hay que decirlo: a veces se ve mucha ropa tirada en el piso y desorden.

A los probadores la gente llega con bolsas enormes que nos dan apenas entramos. Bolsas cargadas de no menos de 10 prendas. Entre que cada uno prueba eso es una eternidad.

Por eso mi única ropa de H&M es la que puedo ponerme encima sin entrar al probador. Remeras, sweaters, sacones de hilo, accesorios (tienen muy lindos).

Y obvio, para mis sobrinos compro mucho. Ya sé los talles y ahí la diferencia es abismal, incluso en Chile.

En este viaje, lo que compré en H&M fue para ellos. Agregué algo para mí. Mi marido con aún menos paciencia nunca compra, salvo medias. Obvio, se llevó unos pares. Nuestra única compra:

Jean niño de tres años: 3000 pesos chilenos >> $157 pesos argentinos. NADA!!!

Remera Mujer básica (blanco y negro a rayas): 4490 pesos chilenos >> $236 pesos argentinos. También NADA.

Blusa de algodón: 6990 pesos chilenos >> 370 pesos argentinos. De nuevo NADA! 

Chatitas color negro: 8000 pesos chilenos >> 420 pesos argentinos. Obvio no son los súper zapatos para toda la vida, pero cumplirán el objetivo por esa ganga.

Básicamente para no abrumar con precios, puedo decirles que compramos tres pares de medias de hombre, mi blusa, remera y chatitas, cuatro remeras de niños, un jean para un sobrino, bermuda para otro sobrino siendo el gran total de: 61.000 pesos chilenos >> 3.200 pesos argentinos.

Sin mencionar marcas de niños, pero en las más conocidas de Argentina creo que gasto 3.200 pesos argentinos para comprar solo un pantalón y una remera.

Outlets

Los Outlet se encuentran en Quilicura, las afueras de Santiago, a una media hora de auto.  Nosotros no fuimos, pero me recomendaron hacerlo con algún tour (la agencia Turis Tour que nos llevó al Cajón del Maipo lo ofrece) También es ideal para quienes alquilen auto.

En transporte público se puede llegar aunque lleva lógicamente más tiempo y sí vuelven con varias bolsas no es muy cómodo!!

Se desatacan los shoppings:

Arauco Premium Outlet Buenaventura

https://www.araucopremiumoutlet.cl/

Easton Outlet Mall (Easton Outlet de Buenaventura)

http://www.eastonmallsantiago.cl/

¿Y la electrónica?

Acá es donde más se ve que no conviene, porque en muchos productos la diferencia quizá sea de USD 100.- a favor de Chile.

Por esa poca diferencia, en cuotas en Argentina se licua el monto de esa cuota con la inflación y las últimas ni nos acordaremos lo que estamos pagando.

De paso, nos evitamos el trastorno de cargar un LED gigante a la Argentina, a riesgo de tener complicaciones en la compañía aérea, aduana, que llegue roto. O no tener garantía en caso de una falla técnica.

Sin embargo, les paso una comparativa del producto más buscado en los viajes al exterior: uno de los últimos IPhone (elegí un modelo).

Algunos quizá tienen en mente viajar a EEUU entonces definitivamente es el país para comprarlo.

También Europa, es un poco más caro que EEUU pero al vender el IPhone europeo se evitan los problemas del IPhone de EEUU que no tiene la banda 28, por lo cual pueden tener algunos inconvenientes en Argentina en zonas alejadas o complicadas con la señal.

Por esto, Chile es una alternativa. Es más caro que en EEUU pero más accesible que sí lo compran en Argentina. La ventaja de comprar en Chile es que venden el IPhone europeo.

Modelo iPhone XS de 64 GB Plata (desbloqueado)

Chile >> en pesos chilenos sale $$999.990, es decir USD 1415.- aproximadamente según tipo de cambio del día.

EEUU >>  USD $1,099.00 // Europa >> unos € 1.260.-

Argentina (según la página de Personal) >>$77.903 pesos argentinos,  es decir USD 2050- según tipo de cambio de día.

Un extra: Crate & Barrel

Crate & Barrel es una marca de decoración, muebles, artículos de cocina y baño de renombre y lujosa de EEUU. No tiene local propio, pero hace poco llegó a Chile a través de Falabella. Precios carísimos, pero bellos productos que dan ganas de llevarse todoooooooooooooooooooooo

Espero que el post sea de utilidad sí están pensando en cruzar la cordillera!

Y les dejo algunas fotitos más de shopping!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.