Una buena opción hotelera: Hôtel Mercure Paris Tour Eiffel Pont Mirabeau

Aquí una pequeña reseña por sí necesita hotel en París. Nos alojamos en el Hôtel Mercure Paris Tour Eiffel Pont Mirabeau en abril de 2014.

Fachada del Mercure Paris Tour Eiffel Pont Mirabeau Hotel

En esos momentos en pleno cepo cambiario en la Argentina se complicaba hacerse de Euros para viajar. Por eso en este viaje por Europa, que incluyó Madrid, Toledo, Paris, Londres y Roma, reservamos todos los hoteles a través de páginas como Almundo o Despegar para abonarlos “en pesos” con las tarjetas de crédito. Recordemos que al precio indicado luego se recargaba el 35% a las tarjetas.

No me acuerdo el monto exacto que pagamos por noche pero rondaba los 150 Euros con desayuno incluido. Uno de los requisitos al momento de reservar los hoteles era contar con desayuno incluido así no teníamos que seguir desembolsando euros o cargar con un 35% extra por cada desayuno. Además la comodidad de desayunar en los hoteles, por más que suele ser más caro que ir a un bar o “Starbucks o similar” es invaluable.

Nosotros solemos bajar a desayunar tranquilos, luego volvemos un rato a la habitación para terminar de arreglarnos, abrigarnos en caso de ser necesario. En mi caso agarrar la cartera (sí no puedo con mi genio, necesito siempre una cartera, o alguna mochila elegante, nada de mochila deportiva!!)

Dónde se encuentra

Con una ubicación estratégica frente al Sena y cómodo acceso a la línea 10 del metro y al RER C.

La estación Javel – André Citroën del metro o Javel para el tren, están a menos de dos cuadras.

Parada en la esquina del hotel, con la Torre Eiffel no tan lejos. Foto tomada minutos después de la llegada a París.

Con este tren RER C fuimos directo al Palacio de Versalles en tan solo media hora. El servicio del tren hacia este famoso chatau es cada media hora.

Luego del check in pasado el mediodía salimos caminando bordeando el Sena hacia la Torre Eiffel que puede verse muy cerca desde el hotel. Son menos de 20 cuadras. Esas 20 cuadras de ir admirando Paris y su belleza.

El hotel se encuentra sobre la Avenue Emile Zola en el Distrito XV. El XV Distrito de París llamado también como Arrondissement de Vaugirarde. El distrito se encuentra ubicado al margen izquierda del Río Sena, siendo el más poblado de París. El distrito está dividido en cuatro barrios: Barrio Saint-Lambert, Barrio Necker, Barrio de Javel y Barrio de Grenelle

A pocas cuadras se encuentra el shopping Paris Beaugrenelle, un moderno complejo de compras.

https://www.beaugrenelle-paris.com/en

El hotel

Según su web es un hotel de gama media, ideal para negocios y placer. También se presentan como un hotel de cuatro estrellas boutique, aunque me parece que sería un tres estrellas superior, sí es que existe esa categoría.

Es un moderno, prolijo, limpio y coqueto hotel, con lindos detalles decorativos, sobre todo en su pequeño lobby.

El hotel cuenta con accesibilidad para personas con movilidad y es un hotel 100% para no fumadores.  Sus recepcionistas hablan varios idiomas además del francés e inglés. Podrán ser atendidos en Español, italiano, portugués y chino mandarín.

También ofrecen alquiler de bicicletas, además del bussiness center (algo que cada vez se usa menos)

https://www.accorhotels.com/gb/hotel-2955-mercure-paris-tour-eiffel-pont-mirabeau-hotel/index.shtml

La habitación

Habitación Standard o Habitación Privilege son las que ofrecen.

Prolija y con colores relajantes priman en la Habitación Standard.

Nos alojamos en Habitación Standard al contrafrente (esto no lo habíamos elegido, fue lo que nos tocó). Obviamente hay habitaciones que cuentan con vista al Sena.

Con una decoración minimalista y simple ofrecen una habitación donde prevalece el color gris con detalles en rojo, invitando a un buen descanso. Si bien la habitación no es muy grande, es cómoda como para colocar las dos valijas enormes con las que viajamos así como moverse dentro de la misma.

La cama con hermoso edredón, televisor con pantalla plana y canales internacionales, acceso a Internet WIFI, frigobar con agua mineral, tetera, cafetera y caja de seguridad.

El baño con su línea minimalista y colores grises predominando.

El desayuno

Un desayuno bastante completo. Aunque no somos de comer demasiado, había una variedad de patisserie, opción de panes tostados, huevos revueltos, algunos fiambres, yogures, y frutas.

Sí recuerdo haciéndome el café Nespresso todos los días. Sí bien había personal asistiéndonos, en general todos nos acercábamos a las máquinas de café para hacer self service.

No tengo fotos del desayuno porque en ese momento el blog ni siquiera era una idea. Y la verdad, casi no sacaba fotos al desayuno.

El hotel cuenta con el “M Lounge” para disfrutar de alguna copa de vino por las tardes y noches. También ofrecen el “room service” con aperitivos fríos y comidas calientes. Servicio que claramente no usamos en Paris, donde ir a almorzar o cenar es un verdadero placer.

Y una recomendación gastronómica

No suelo recomendar muchos lugares para comer porque siempre es subjetivo.

Primero por el paladar de cada uno, tipo de comida que nos gusta.

Segundo por los precios, lo que a mí me puede parecer accesible para alguno de ustedes es terriblemente caro o no lo vale.

Sin embargo, me tomo la licencia de recomendar el restaurante Chez Francis, un típico brasserie parisino.

Con una ubicación privilegiada frente al Puente del Alma (y Túnel del Alma, lo van a recordar por el accidente de Lady Di, siempre hay flores en él), con vistas a la Torre Eiffel es un pequeño lujo para darse en una visita a la ciudad.

Recuerdo que la cena, plato principal, un postre cada uno, más varias gaseosas (sí en un brasserie no tomamos alcohol), pagamos alrededor de 100 Euros pero quedamos muy contentos con haber cenado allí, valió la pena.

Chez Francis

http://chezfrancis-restaurant.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.