Viajes, turismo, futuro incierto… ¿Y ahora qué?

¿Viajes en un mediano o largo plazo? El futuro del turismo, pero sobre todo el futuro incierto de la Humanidad nos interpela diariamente.

En mí TL de Twitter, todos los días aparecen encuestas de empresas de turismo, de blogueros reconocidos preguntándonos cuándo volveremos a viajar.

Las respuestas van desde los extremadamente optimistas manifestando que entre septiembre y fin de año se ven arriba de un avión, los más realistas recién a mediados del próximo año. Los muy pesimistas casi no asoman, quizá se rindieron o no quieren arruinar la ilusión de algunos.

Digo viaje en avión porque pareciera muy lejano subirse a uno. Lo más probable que cuando viajemos  nos animaremos cerca de casa,  seguramente en auto, con muchas medidas de seguridad e higiene. Aviones, cruceros, trenes, buses quedarán para más adelante.

Leer diariamente las noticias de la industria del turismo es simplemente terrible. Quiebras, cierres, reducción de rutas aéreas cuando el Covid-19 se calme, hoteles transformados momentáneamente en hospitales o lugares de descanso para médicos.

En mi opinión, hay que olvidarse del turismo como lo conocíamos. Días atrás en Twitter comenté que cambiaba el paradigma viajero.

Algunos coincidían, pero una seguidora me discutía con sus fundamentos que volvería a la “normalidad”. Lamentablemente no lo creo, pero está bien que algunos mantengan esa ilusión.

¿Se imaginan compartiendo muy relajados un desayuno bufet donde muchas manos diariamente tocan accidentalmente un pedazo de pan al servírselos o compartir una pileta con los huéspedes por más grande que sea y se coloquen miles de litros de cloro?    

Días atrás, decía que hablar de viajes suena frívolo. La gente muere sin distinción de países y clases sociales: el Coronavirus democratizó algo; todos estamos en riesgo.

Cómo lo estamos viviendo en Argentina

En Argentina lo vivimos con incertidumbre y miedo a la enfermedad, sumada la angustia económica de un país en una situación volátil desde hace décadas.

No sabemos si hacemos las cosas bien: por ejemplo, sanitizar las compras del supermercado, especialmente las frutas y verduras.

Tampoco sabemos sí nos lavamos correcta y suficientemente las manos.

Estamos obsesionados con nuevas palabras como sanitizar, con la limpieza extrema, no salir a la calle y sí lo hacemos con mantener la distancia social.

Y los miedos en lugar de ceder, siguen acrecentándose. Cada día nos dicen otra cosa desde la OMS, desde los países líderes, desde China donde comenzó esta pesadilla.

Los medios de comunicación ya no informan sino exageran o en algunos casos provocan más miedo.

Hoy tememos tanto a la enfermedad como a nuestro futuro económico. No importa qué clase social uno pertenezca nuestra vida económica cambió.

Además hay que soportar algunas Fakes News y operaciones de prensa. Esto es otra Pandemia mundial: no solo en Argentina lidiamos diariamente con la prensa que desinforma.

En Argentina primero hablaban de 15 días de aislamiento social y obligatorio, que casi todos sabíamos que se extendería. ¡Llevamos 40 días y vamos por más! 

Argentina no puede darse el lujo de cerrar totalmente la economía, pero tampoco de tener cantidad de casos como en Italia, España o EEUU. Nuestro sistema de salud no lo soporta bajo ninguna circunstancia.

Y el país también tiene otro problema no menor: la falta de apego a las normas, a las leyes.

Algunos compatriotas (lo digo con mucho dolor) no cumplen ni una norma. Desde pasar los semáforos en rojos hasta las faltas más graves que imaginen.

Entonces, ¿cómo les podemos pedir que cumplan con el distanciamiento social, usar barbijo o tapa boca?

Y para abrir un poco la economía y no fundirnos cada uno en su economía personal, debemos ser respetuosos de las normas en la calle, en los transportes y dependencias públicas, en los negocios que visitamos.

Seguramente Uds. que me leen son tan privilegiados como yo estando en casa, con comida en sus platos, Internet, leyendo blogs de viajes y soñando con volver a viajar.

Por ahora, solo puedo decirles: ¡Quédense en casa y cuídense!

LES DEJO NOTA DEL DIARIO LA NACION CON LOS CAMBIOS QUE SE VIENEN EN HOTELERIA:

https://www.lanacion.com.ar/propiedades/hilton-del-palacio-duhau-el-drama-hoteles-nid2357727

2 thoughts on “Viajes, turismo, futuro incierto… ¿Y ahora qué?

  1. Que interesante reflexión Kari. Yo creo que va para largo. Y que cuando vuelva la nueva normalidad muchas cosas van a cambiar. Eso del desayuno buffet o las mesas comunitarias de los Hostel van a tener que adaptarse a algo que de mas seguridad y tranquilidad a los huéspedes. Hasta la ronda de mate por un tiempo será imposible.

    1. Totalmente Gon, se viene un cambio de paradigma viajero. Pequeñas cosas que dabamos como normales, desde el desayuno buffet, las mesas comunitarias en los Hostels o comer en puestos callejeros deberán readaptarse. Veremos cuánto tiempo nos lleva este proceso. En el mientras tanto no queda otra que cuidarse y salir de la Pandemia. Como decíamos en otras redes, viene para largo. Impresiona como cambió el mundo en pocos meses. Saludos!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.